Migraciones, inserción laboral e integración social

Los flujos migratorios que arriban a España ponen de manifiesto un
fenómeno que marcará buena parte de nuestro futuro, en las distintas esferas de la vida de todo el país y, en especial, de sus componentes autonómicos y sus pobladores, dado el establecimiento desigual de los inmigrantes en cada región, esto es, las diferentes formas (redes) que adopta el asentamiento estable de las diversas poblaciones inmigrantes que vienen a España. Las modificaciones y adaptaciones sociales, culturales y de convivencia que la nueva situación pluricultural comporta serán, previsiblemente, considerables. En este artículo se analiza el proceso de formación de esas redes y sus implicaciones, ya que la inserción laboral, que aparece como una precondición de la integración sociocultural, no es suficiente para garantizar que las relaciones entre las poblaciones inmigrantes y la autóctona se orienten en una perspectiva societaria
intercultural. Por tanto, profundizar en el conocimiento del funcionamiento de las redes migratorias supone una exigencia para poder aproximarnos a los modos de asentamiento estable de los nuevos pobladores y, así, establecer las mediaciones precisas para que tales procesos no supongan un trauma de la vida ciudadana, sino que, conociendo más profundamente esas tendencias al arraigo de las nuevas poblaciones y cómo las percibe la población autóctona, sea posible construir marcos integradores y democráticos de la convivencia entre antiguos y nuevos pobladores (Benattig, 1987).
Revista: 
14
Autores: 
José Alfonso GARCÍA MARTÍNEZ
Archvo adjunto: 

Suscripción a la Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter con tu dirección de correo electrónico.

Go to top