Constitución, desarrollo endógeno y dinámica de las instituciones

La Constitución constituye el marco jurídico en el que se apoyan las fuerzas productivas para impulsar los procesos de desarrollo de los países y de los territorios, ya que contiene las instituciones que facilitan las relaciones entre los agentes económicos y los actores políticos y sociales. El artículo centra la discusión en mostrar cómo los principios y normas, en los que se apoyan las iniciativas empresariales y las políticas públicas, están recogidos en la Constitución y argumenta que las instituciones evolucionan e interactúan con las demás fuerzas del desarrollo. Además de destacar el significado de la Constitución Económica, el artículo plantea los desafíos y los retos a los que se enfrentan en la actualidad la evolución de las instituciones y los procesos de desarrollo, dada la dinámica incierta de la globalización.
Revista: 
48
Autores: 
Antonio Vázquez Barquero
Archvo adjunto: 
Sección: 
Sección de Divulgación, Revisión y Ensayos

Suscripción a la Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter con tu dirección de correo electrónico.

Go to top