¿Dónde emigraron los mejores empleos? El impacto laboral de las cadenas globales de valor y el cambio tecnológico

La fragmentación internacional de la producción es un elemento característico de la profunda transformación experimentada por la economía mundial en las décadas recientes. Este proceso de creciente desintegración productiva está estrechamente relacionado con un cambio tecnológico digital que abre una nueva etapa de globalización económica. En este contexto, comprender las diferencias en las pautas distributivas y de especialización entre las economías emergentes y las más avanzadas que participan en las cadenas globales de valor se convierte en objeto de estudio relevante. A partir de la información proporcionada por el proyecto WIOD se ha analizado la evolución del valor añadido generado, el comportamiento de la productividad, la formación de capital y su impacto en el nivel y la estructura del empleo. Los resultados obtenidos nos muestran como la aceleración del progreso tecnológico ha inducido una sensible modificación de las tecnologías de producción, cambios de liderazgo en la capacidad de generación y retención de valor añadido, un protagonismo creciente de las rentas de capital y una asimetría en las oportunidades de empleo y la estructura salarial en función de la cualificación laboral.
Revista: 
50
Autores: 
Josep Lladós-Masllorens
Antoni Meseguer-Artola y Jordi Vilaseca-Requena
Archvo adjunto: 
Sección: 
Sección Especial: 20 años de Economía Mundial

Suscripción a la Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter con tu dirección de correo electrónico.

Go to top