¿Contribuye la ayuda al desarrollo a reducir la desigualdad?

Las recientes apelaciones a un mayor volumen de ayuda al desarrollo suelen
ignorar la escasa evidencia sobre el impacto redistributivo de la ayuda. El
grado de desigualdad no es un criterio que usen los donantes para asignar su
ayuda, pero, junto con el crecimiento económico, la ayuda puede ser eficaz en
la reducción de la desigualdades de los países en desarrollo. Usando un modelo
probit ordenado para una muestra de treinta países entre 1995-1998,
el trabajo da cuenta de que tanto la ayuda como el crecimiento están asociados
a la desigualdad, aunque en grados y retardos diferentes. La ayuda, tal
como ha sido asignada hasta ahora, tiene menor impacto que el crecimiento,
pero también reduce la desigualdad, si ésta no es muy alta. Hay importantes
diferencias regionales: los menores efectos de la ayuda sobre la desigualdad
se aprecian en América Latina, a pesar de ser la región más inequitativa. Las
planificaciones y estrategias de desarrollo y las evaluaciones de impacto de la
ayuda, deben contemplar sus efectos no sólo sobre el crecimiento económico,
sino también sobre la desigualdad.
Revista: 
15
Autores: 
José Cuesta
Mariano González
José María Larrú
Archvo adjunto: 

Suscripción a la Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter con tu dirección de correo electrónico.

Go to top