Las ideas de Keynes para un orden económico mundial

El presente trabajo se refiere a las ideas propuestas por Keynes en 19,
en su informe a la Conferencia de Bretton Woods, acerca de cómo debería
estructurarse el Orden Económico Mundial. Por contraposición a las ideas
de Keynes, se observa que el Orden Económico posterior a la Segunda
Guerra Mundial estuvo mediatizado por los intereses norteamericanos y por
la pretensión de Estados Unidos para hacer del dólar un poder hegemónico
mundial, al que quedarían supeditadas las aspiraciones de progreso y
desarrollo de todos los demás países del mundo. De estos hechos arranca el
agravamiento del problema del subdesarrollo, con sus lacras del hambre y la
miseria que afectan a dos tercios de la humanidad, lo que constituye, hoy, el
mayor problema del sistema mundial de convivencia. Aquí, se defiende la tesis
de que, si se hubieran aplicado las propuestas de Keynes, el agravamiento del
problema del subdesarrollo tal como hoy lo conocemos, hubiera podido ser
evitado o, al menos, el mundo hubiera evolucionado en una dirección distinta y
con mejores posibilidades de solución al respecto. Incluso, todavía en nuestros
días, la propuesta de Keynes sigue siendo válida y podría ser la pauta a seguir
en la puesta en marcha de un nuevo Orden Económico Mundial, capaz de
afrontar los problemas del subdesarrollo. Sin embargo, las dificultades que
en el presente momento histórico se oponen a la aplicación de la propuesta
reformista de Keynes, son tanto de carácter político como económico. Por eso
la conclusión sugerida en este trabajo consiste en proponer una vía de reforma
institucional que reviste caracteres constitucionales, y que tiene la pretensión
de hacer viables las ideas de Keynes para corregir los problemas económicos
fundamentales del mundo actual.
Revista: 
16
Autores: 
Luis ORDUNA DÍEZ
Archvo adjunto: 

Suscripción a la Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter con tu dirección de correo electrónico.

Go to top