Empleo y globalización en América Latina

En 1975-93 tiene lugar la reorientación del crecimiento de la mayoría de
los países de América Latina hacia economías abiertas, con menor intervención
del Estado y liberalización de los mercados. No obstante, el crecimiento del
empleo formal recién alcanza el ritmo registrado en 1950-80, durante el auge
de origen externo de 2002-06 –excepto en Chile y Costa Rica, que son las dos
únicas experiencias exitosas que logran superar ese registro antes del auge. A
pesar del auge externo, hacia el 2005 la proporción de informalidad alcanzaba
entre un 0 a 65 por ciento del empleo urbano, según los países, excepto los
dos antes mencionados. Esas cifras son muy superiores a las registradas en
1980 en todos los países. Este rasgo estilizado, que caracteriza a la mayoría
de los países latinoamericanos, contribuye a explicar por qué una fracción
muy significativa de la población no participa de los beneficios del crecimiento
económico, con las implicancias políticas del caso. Este problema es serio
porque, aún en un escenario futuro optimista, la proporción de informalidad
seguirá siendo significativa dentro de 25 años, lo que señaliza la necesidad de
políticas deliberadas para enfrentar este problema.
Revista: 
17
Autores: 
Norberto E . García
Archvo adjunto: 

Suscripción a la Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter con tu dirección de correo electrónico.

Go to top