BREVE REFLEXIÓN ANTE UNA EVENTUAL CONSTITUCIÓN DE LA UE: DE LAS SOBERANÍAS NACIONALES AL DERECHO COMUNITARIO

A finales del siglo XV, principio del XVI, se llevó a cabo en Europa la formación de los estados
nacionales y apareció el Derecho internacional moderno. Dos fenómenos coexistentes, inseparables el
uno del otro. Esta dualidad explica la doble legitimidad en la que se inserta el poder político estatal de
los Estados nacionales. Cada uno establece el suyo propio aunque reconoce un orden superior que
enlaza a todos los elementos nacionales.
Pero en el caso de la UE, hay otra línea de legitimidad más clara y eficaz.
Ha sido el genio creador de una generación de hombres clarividentes el que puso en marcha en
Europa occidental hace medio siglo, un fenómeno de integración política que puede culminar en una
Unión Política desde la diversidad de soberanías estatales insolidarias.
Esta singularidad se manifiesta de modo multiforme: en los propios tratados comunitarios, en la
naturaleza y características del Derecho comunitario y de modo muy especial en la relación entre el
Derecho de la Unión y el particular de sus Estados miembros en la que prevalece el primero de ellos.
Es así como la dinámica de integración y el correspondiente Derecho que las conduce han entrado
en un proceso de aceleración que puede llevar lejos.
Revista: 
6
Autores: 
José Puente Egido
Archvo adjunto: 
Sección: 
Sección especial

Suscripción a la Newsletter

Suscríbete a nuestra Newsletter con tu dirección de correo electrónico.

Go to top